Puercoespín del Viejo Mundo

Tabla de contenido

El puercoespin del viejo mundo se encuentra en áreas del sur de Europa, Asia, y en muchas islas de las Indias Orientales y en toda África. Las especies consideradas del Viejo Mundo son principalmente terrestres, aunque el puercoespín de cola larga del sudeste asiático ( Trichys fasciculata ) tiene la capacidad de trepar árboles y arbustos para alimentarse.

Características

El puercoespín del viejo mundo son roedores de tamaño mediano a grande, que entre sus diferentes variedades pesan entre 1,5 a 30 kg; tiene aproximadamente medio metro de largo, pero esta medida no incluye la cola, que mide aproximadamente la mitad de la longitud del cuerpo.

Los ojos y los oídos externos son generalmente pequeños, no cuentan con un buen sentido de la vista, sin embargo tienen muy bien desarrollado el oído. Las fosas nasales suelen tener forma de S, con un sentido del olfato agudo.

Tanto las patas delanteras como las traseras del puercoespín del viejo mundo son cortas y de complexión fuerte; como resultado, estos roedores son excelentes excavadores y, tienen la capacidad de construir sus propias madrigueras.

Los rasgos físicos del puercoespín del viejo mundo más característicos son las púas, las espinas y las cerdas. La cabeza, el cuerpo y la cola (en algunas especies) están cubiertos por espinas sin púas, que son pelos modificados gruesos, rígidos y afilados, de hasta 35 cm (13,8 pulgadas) de largo. La coloración de la columna es pardusco o negruzco, a menudo con llamativas bandas blancas a su alrededor.

Hábitat y estilo de vida

Como mencionamos anteriormente el puercoespín del viejo mundo suele ser terrestre y normalmente no trepan a los árboles; sólo necesitan resguardarse del clima para anidar periódicamente.

Puercoespín del viejo mundo y su alimentación

A menudo utilizan madrigueras profundas abandonadas de otros animales; cuevas, grietas en las rocas, troncos en descomposición, árboles huecos y agujeros cavados por otros animales; o madrigueras profundas que ellos mismos han excavado.

El puercoespín del viejo mundo construye su nido con material vegetal dentro de la madriguera. Las madrigueras son muy elaboradas y duraderas, lo que permite que puedan usarse durante muchos años. Una sola madriguera de puercoespín de viejo mundo puede albergar hasta 10 de estos roedores.

Alimentación

La dieta del puercoespín del viejo mundo consiste principalmente en vegetación con muchos tipos de material vegetal y cultivos como batatas, plátanos, maní, piña, maíz, caña de azúcar, cebollas, papas, pepinos, frijoles, melones, uvas y mangos. Sin embargo también se alimentación de carroña y restos de huesos.

Los huesos roídos a menudo ensucian el área alrededor de las guaridas (se pueden masticar en busca de minerales deficientes como el calcio). Los puercoespines del Viejo Mundo a menudo roen las ramas, la corteza de los árboles y los troncos de los árboles para ayudar a que los dientes se desgasten adecuadamente.

Comportamiento

A los puercoespines del Viejo Mundo, que viven en el suelo (terrestres) y se mueven lentamente, se les llama del “Viejo Mundo” para distinguirlos de los puercoespines arbóreos (trepadores de árboles) del Nuevo Mundo.

Estos roedores son principalmente nocturnos (viven escondidos durante el día) y terrestres. Caminan pesadamente sobre la planta de sus pies con el talón tocando el suelo y corren a paso arrastrado o galopan torpemente cuando son perseguidos. Los principales depredadores del puercoespín del nuevo mundo son los gatos salvajes, las aves rapaces, las hienas y los pitones.

Apareamiento

El apareamiento del puercoespín del nuevo mundo empieza con un elaborado baile y cortejo nocturno del macho y termina con un baño de orina a la hembra. Si la hembra es receptiva, el macho permanece inmóvil frente a la hembra, luego se acerca y se retira varias veces mientras le hace sonidos. (Si la hembra no es receptiva, será agresiva con el macho que corteja). Cuando esté lista, la hembra levantará el trasero y la cola con el pecho en el suelo.

El período de gestación suele durar de 93 a 110 días, según la especie; la cría se produce generalmente una vez al año (a veces dos veces), de marzo a diciembre; generalmente de una a dos crías, pero es posible hasta cuatro en una camada. Las crías son precoces y tienen pelaje y la capacidad de moverse al nacer. Pesan alrededor de 12 oz (340 g) al nacer y amamantan durante aproximadamente tres a cuatro meses, y pueden alimentarse casi de inmediato.

Los ojos están abiertos al nacer o se abren en las primeras horas. La madurez sexual se alcanza entre los nueve y los 18 meses. La vida en cautiverio es de al menos 10 años, y en la naturaleza, la vida media es de unos 20 años.

Estado de conservación

El puercoespín común ( Hystrix brachyura ) y de espinas gruesas ( Hystrix crassispinis ) se consideran vulnerables. Mientras que el puercoespín del norte de África ( Hystrix cristata ) está clasificados como de menor riesgos por la UICN. La depredación y la invasión humana son las principales amenazas, aunque muchas especies de Hystricidae son bastante adaptables a los cambios de hábitat.

Los puercoespines son cazados por su carne (considerada un manjar en algunas sociedades) y para adquirir púas como adornos para talismanes. Los animales son portadores de pulgas y garrapatas y transmiten una serie de enfermedades, como rickettsiasis y peste bubónica. Debido a su hábito de roer la corteza de los árboles y comer cultivos agrícolas, a menudo se los considera plagas.